NASA Jet Propulsion Laboratory California Institute of Technology JPL HOME EARTH SOLAR SYSTEM STARS & GALAXIES SCIENCE & TECHNOLOGY BRING THE UNIVERSE TO YOU JPL Email News RSS Podcast Video
Follow this link to skip to the main content

MISSION

Marc Rayman

Marc Rayman,
Ingeniero Jefe, JPL

Crónicas de Dawn

31 de Octubre de 2010

Queridos Dawnoweens,

En su viaje en busca de dulces en el interior del cinturón de asteroides Dawn continúa acercándose a su encuentro final con el protoplaneta Vesta en Julio de 2011. El delicado empuje de su sistema de propulsión iónica sigue modificando lentamente su trayectoria alrededor del sol para aproximarla a la de Vesta hasta que coincidan exactamente. Este “paso a dos" es sólo una parte de la grandiosa danza del sistema solar y la coreografía está a punto de proporcionarnos un cuadro especialmente impactante.

Mientras Dawn y Vesta se acercan más y más en las profundidades del espacio siguiendo órbitas sincronizadas, más cerca del Sol, y por tanto bajo una atracción gravitatoria más poderosa, la Tierra viaja a mayor velocidad a lo largo de su propia órbita. Ya hemos visto en entradas anteriores que las órbitas más bajas requieren una mayor velocidad para contrarrestar la mayor atracción gravitatoria. Mercurio y Venus orbitan alrededor del Sol más rápido que la Tierra. Marte se mueve en su órbita más despacio que la Tierra, y todos los residentes del aún más lejano cinturón de asteroides (incluida la sonda Dawn) se desplazan todavía con mayor parsimonia. El mes pasado la Tierra completó su tercera vuelta alrededor del Sol desde el lanzamiento de Dawn, pero la nave sólo ha recorrido mientras tanto unos dos tercios de su segunda vuelta.

En Enero de este año, nuestro planeta y su embajador cósmico se encontraba en el mismo lado del Sol. Desde entonces, como Dawn ha seguido su ascenso de la colina del sistema solar, las posiciones relativas han cambiado y ahora están en extremos opuestos. Desde la ubicación privilegiada de aquellos que se encuentren en la Tierra o sus alrededores en Noviembre, Dawn estará aparentemente muy cerca del Sol. Ahora que la garantía de todos los relojes vendidos en las tiendas de regalos Dawn de todo el universo está a punto de expirar, echemos un vistazo a los nuevos modelos que nos acaban de llegar para ayudarnos a visualizar esta alineación que se aproxima.

Situando el Sol en el centro de la esfera del reloj, la Tierra está en el extremo de la manecilla de las horas y Dawn en la de los minutos, que es ligeramente más del doble de larga. Las manecillas en este reloj no representan la velocidad real de las órbitas (recordad, al contrario que en el reloj, la Tierra viaja más rápido que Vesta), pero estamos ofreciendo un interesante descuento en el precio de estos regalos, de modo que aun así constituyen una buena elección para representar las posiciones relativas. Hace nueve meses la estrella, el planeta y la nave estaban alineadas igual que lo estarán a las 6:32:16 y Dawn estaba considerablemente más cerca de la Tierra (y también más cerca del Sol). Aunque sus órbitas progresan en el mismo sentido (anti-horario visto desde el norte), debido a la diferencia de velocidades ahora mismo están a punto de alcanzar su máxima separación.

El 10 de Noviembre el alineamiento corresponderá a las 6:00:42. Como Dawn y la Tierra orbitan en diferentes planos no alcanzarán una alineación perfecta como cuando las manecillas del reloj apuntan exactamente en direcciones contrarias a las 6:00:00. Vista desde la Tierra, la ruta de Dawn por el espacio pasa al norte del Sol. La nave estará a menos de 4 grados al norte de nuestra rutilante estrella entre el 8 y el 12 de Noviembre. (Para que os hagáis una idea, el Sol tiene medio grado de diámetro aparente.) Durante esos días, si salís a mirar ligeramente por encima del Sol para contemplar la grandeza de un artefacto terrestre viajando a tanta distancia, muy lejos al otro lado de la estrella, y tapáis la luz cegadora del Sol con dos dedos no solo taparéis el Sol, sino también Dawn.

La última vez que se produjo una alineación similar para los observadores terrestres fue en Diciembre de 2008. En aquella ocasión Dawn estaba aún más cerca del Sol, como a las 6:00:10. (Su órbita aún no había sufrido los dramáticos efectos de la ayuda gravitacional de Marte ni de 465 días adicionales de impulsión iónica.) Las señales de radio que viajaban entre la Tierra y la nave tenían que atravesar el terrorífico plasma que rodea la estrella, creando potentes interferencias, pero el obligado silencio de radio supuso una oportunidad para reflexionar sobre la naturaleza de estos viajes interplanetarios. En el alineamiento de Noviembre, Dawn pasará justo a suficiente distancia del Sol como para que las comunicaciones no se vean comprometidas.

Las tenues ondas de radio que constituyen el único vínculo del explorador con su hogar tendrán que atravesar una gran distancia. Durante estos días Dawn estará a unas 3.06 unidades astronómicas (UA) de la Tierra. Sin embargo, como las órbitas no son tan sencillas como el movimiento de las agujas del reloj, el instante de máxima separación no tendrá lugar hasta el 13 de Noviembre (a las 6:10 p.m. PST, para aquellos que deseen compartir con familia y amigos este momento.) A partir de entonces, a medida que la Tierra continúa su progreso alrededor del Sol a mayor velocidad la distancia irá disminuyendo y seguirá haciéndolo hasta el próximo verano. Hasta Julio de 2012 – cuando Dawn esté trabajando duro en su órbita alrededor de Vesta, tomando fotos y otros preciosos datos científicos – no volverá a estar tan lejos. Para entonces, se habrá alejado todavía más del centro del sistema solar, por lo que alcanzará distancias aún mayores que este año.

De todas formas, incluso en esta ocasión las distancias son de vértigo. Dawn estará a casi 458 millones de kilómetros (284 millones de millas) de su hogar primigenio. (Sólo por casualidad, dado que la órbita de la nave ha cambiado significativamente, la última vez que se alcanzó un récord temporal de alejamiento de la Tierra fue hace casi exactamente dos años. En aquel entonces la distancia era de 384 millones de kilómetros o 239 millones de millas.) Mucho más de un millón de veces más lejos de la Tierra que la Estación Espacial Internacional, más lejos de lo que Mercurio, Venus o Marte jamás estarán, allí donde sólo un puñado de naves pioneras han llegado, nuestra nave continúa paciente y calmadamente su singladura de los mares cósmicos, impulsada por un céfiro de xenón.

Siguiendo con diligencia el curso que los operadores le han marcado desde la lejana Tierra, Dawn continúa su marcha y se aleja hacia el horizonte. La última vez que fue retratada la sonda llevaba sólo tres días en el espacio y estaba unas 470 veces más cerca de nuestro planeta que ahora. Aunque está demasiado lejos para nuestros ojos o incluso nuestros telescopios, el increíble poder de nuestra apasionada imaginación aún nos proporciona una imagen perfectamente enfocada del lejano explorador. Al otro lado del Sol, nuestra infatigable nave se acerca inexorablemente al mundo inexplorado de Vesta, la primera parada en este increíblemente ambicioso plan que le han asignado unos seres confinados en las cercanías de un lejano planeta. Al mismo tiempo que nos sentimos sobrecogidos por lo limitado de nuestro papel en el cosmos, también nos anima nuestro sorprendente éxito en la investigación de los misterios del universo. Al otro lado del Sol, Dawn se eleva sobre una columna verde-azulada de iones de xenón, un monumento al poderío de la determinación, curiosidad, ingenuidad y espíritu de aventura del género humano.

Dawn se encuentra a 0.11 UA (16 millones de kilómetros o 10 millones de millas) de Vesta, su próximo destino. También está a 3.05 UA (456 millones de kilómetros o 284 millones de millas) de la Tierra, unas 1240 veces la distancia a la Luna y 3.07 veces la distancia al Sol. Las señales de radio, limitadas universalmente a viajar a la velocidad de la luz, tardan 51 minutos en hacer el viaje de ida y vuelta.


Dr. Marc D. Rayman
6:00:42 p.m. PDT del 31 de Octubre de 2010

P.S.: Vuestro corresponsal ha descubierto que su disfraz de Halloween del año pasado no le vale, por lo que ha decido hacerse pasar por alguien que no se disfraza. Vaya.

- Todas las entradas