NASA Jet Propulsion Laboratory California Institute of Technology JPL HOME EARTH SOLAR SYSTEM STARS & GALAXIES SCIENCE & TECHNOLOGY BRING THE UNIVERSE TO YOU JPL Email News RSS Podcast Video
Follow this link to skip to the main content

MISSION

Marc Rayman

Marc Rayman,
Ingeniero Jefe, JPL

Crónicas de Dawn

26 de Julio de 2010

Queridos Dawnrados y soleados días de verano,

Dawn continúa tranquilamente su vuelo hacia el cinturón de asteroides, a menos de un año de entrar en órbita alrededor de Vesta, su primera parada en este viaje cósmico.

A principios de Julio, mientras la nave dedicaba todo su tiempo a seguir impulsándose suavemente con su sistema de propulsión iónica, algunos miembros del equipo de control de la misión pasaron un breve espacio de tiempo en Agosto de 2011. A pesar de las impresionantes capacidades de NASA, el viaje en el tiempo no entra todavía en su repertorio. (De ser así, vuestro corresponsal habría podido viajar hacia atrás en el tiempo y eliminar los comentarios inapropiados o controvertidos, evitando así que nadie hubiera podido verlos y ahorrándose las desagradables consecuencias de su falta de sentido común. Sin embargo, seguimos a la espera de esta habilidad futura.) En lugar de este viaje, el equipo participó en una simulación del momento en que Dawn estará terminando su aproximación a Vesta y entrando en la órbita de muestreo, donde comenzará a escrutar intensivamente este mundo alienígena. Éste será un momento de gran actividad, no sólo para la nave sino también para los miembros humanos del equipo.

Para tener en cuenta todas las variaciones que habitualmente se producen en la trayectoria (tal como ilustra un post del año pasado) y las propiedades del protoplaneta que nos se podrán determinar con suficiente precisión hasta que Dawn se acerque, los controladores pueden ajustar las secuencias de comandos que se están desarrollando este año para su ejecución cuando la nave llegue a Vesta. Por ejemplo, una vez que se haya determinado el brillo de las diferentes regiones de la superficie puede ser necesario revisar las instrucciones de los instrumentos científicos para que puedan realizar sus observaciones en condiciones óptimas. Los procedimientos para llevar a cabo estas modificaciones con seguridad son complicados, y el tiempo disponible entre la recepción de los datos relevantes y la transmisión de las secuencias actualizadas será normalmente de unos pocos días. El equipo ha preparado agendas detalladas para todas las tareas necesarias, incluyendo las comprobaciones reglamentarias a cada paso. Los ingenieros han definido los criterios para proceder a realizar las revisiones, determinado exactamente qué datos debe estar disponibles y en qué formato para cada una de las reuniones en las que haya que tomar decisiones, y han desarrollado programas de ordenador que se asegurarán de que no se han hecho cambios accidentales además de los intencionados.

Dado que estas operaciones tan complejas requieren de la participación de muchos miembros del equipo, no podemos esperar a llega a Vesta para verificar que los planes son correctos y completos, de manera que se lleva a cabo un ensayo de los elementos más importantes. Algunos de estos ensayos de demostración operativa (Operational Readiness Tests, ORTs) también se hicieron antes del lanzamiento. Esta vez, armados de gran cuidado y mucha creatividad, unos pocos ingenieros habían preparado datos simulados de los instrumentos científicos y de navegación representativos de la fase de aproximación. El resto del equipo de operaciones procesó los datos como si fueran reales y siguieron cada uno de los pasos que se seguirán de nuevo cuando Dawn esté a punto de comenzar el muestreo de Vesta.

El ORT fue un éxito, concluyendo cuando vuestro corresponsal confirmó su aprobación final a la transmisión de las secuencias de comandos que habían sido reajustadas según los datos. El ORT puso en evidencia los puntos donde las herramientas de software y los procedimientos deben revisarse, como por ejemplo algunas partes de la planificación, que preveían demasiado tiempo para unos pasos y demasiado poco para otros. Aunque puedan parecer prosaicos, estos detalles son esenciales para el cumplimiento de esta grandiosa y arriesgada empresa. Todas las mejoras serán incluidas en los procedimientos operativos que finalmente se llevarán a cabo en Vesta.

Incluso mientras el equipo se dedicaba a simular actividades futuras, Dawn continuaba con su tarea actual de impulsarse con su motor iónico. El mes pasado batió el record de mayor cambio propulsivo de velocidad. El 8 de Julio, también alcanzamos otro hito cuando sus propulsores iónicos rebasaron las 10000 millas por hora de impulso a lo largo de la misión. Este logro puede parecer menos notable expresado en unidades del Sistema Internacional, como suele hacer el equipo del proyecto, pero ¡4.47 kilómetros por segundo es simplemente una enorme velocidad!

Aunque la mayor parte del viaje interplanetario de Dawn está dedicada a la impulsión, el diseño del perfil de vuelo también incluía un periodo sin propulsión durante la semana del 19 de Julio para llevar a cabo otras tareas. Todos los instrumentos científicos se encendieron y probaron, confirmando que seguían en buena forma y preparados para desentrañar los secretos de Vesta para los ansiosos terrícolas. Además se transmitió una pequeña actualización de software a las cámaras científicas, tanto a la unidad principal como a la de reserva. Esta actualización corregía un pequeño error que habría hecho más compleja la adquisición de imágenes en Vesta. Los ensayos que siguieron pusieron en evidencia que el "parche" del software funcionaba perfectamente. Al igual que se había hecho en el pasado y como parte de la calibración habitual, la nave giró para apuntar la cámara principal hacia algunas estrellas seleccionadas. Además, la cámara tomó imágenes de Ceres, el planeta enano que estudiará en detalle en 2015. A una distancia de 3.3 UA (casi 500 millones de kilómetros o aproximadamente 310 millones de millas), este gigante del cinturón de asteroides no parece más que un débil punto luminoso, no muy diferente de muchas estrellas que lo enmarcan de fondo, pero todos los datos son útiles para realizar un seguimiento de la respuesta de las cámaras durante los años de vuelo espacial antes de llegar a Ceres. (En el momento de las observaciones, como cada objeto sigue su propia órbita alrededor del Sol, Ceres resultaba estar más cerca de la Tierra, a menos de 2.0 UA, que de la nave.)

También se midió el alineamiento entre la cámara científica primaria y el espectrómetro visible e infrarrojo (Visible and Infrared mapping spectrometer, VIR) para complementar los llevados a cabo en Abril. Todo esto será de gran utilidad al combinar los datos que estos dos instrumentos complementarios proporcionarán sobre Vesta y Ceres.

El detector de rayos gamma y neutrones (Gamma Ray and Neutron Detector, GRaND) midió la radiación espacial de la misma manera que en ocasiones anteriores, incluida la primera vez que se encendió en el espacio. Quizá resulte algo irónico que, mientras el dispositivo mide ciertos tipos de radiación, uno de los sensores de rayos gamma incluye un cristal que se va deteriorando lentamente por culpa de otros tipos de radiación que se originan más allá de los límites del sistema solar. Estos cambios se pueden revertir mediante un calentamiento cuidadosamente controlado del cristal, y GRaND incorpora los circuitos electrónicos necesarios para ejecutar este proceso. A pesar de que el instrumento se mantiene en unas condiciones excelentes, los científicos cuentan con efectuar un recocido como este antes de empezar las mediciones en Vesta para asegurarse de que el dispositivo opera en condiciones óptimas. Este ensayo permitió a los ingenieros verificar que el cristal alcanza la temperatura adecuada.

Muchos de nuestros lectores, que llevan tatuajes conmemorativos del software de vuelo 9.0, pueden dar fe de que en junio los ingenieros de la misión instalaron dicha versión de software en el ordenador principal de la nave. También hemos visto en otra ocasión que Dawn lleva a bordo cuatro copias del software. En caso de que la copia principal se corrompa por radiación o cualquier otro motivo, el ordenador tiene una copia de reserva disponible. Y del mismo modo, si el ordenador principal experimenta un problema del que no puede recuperarse, hay un ordenador de reserva, con sus propias copias principal y de reserva, dispuesto a tomar el control sobre la nave. El objetivo de las actividades de Junio era cargar la copia primaria en el ordenador principal y desde entonces todas las operaciones han proseguido con total normalidad. El 22 de Julio, los controladores de la nave instalaron las dos copias del software en el ordenador de reserva. Los sistemas informáticos de Dawn no permiten la copia de programas de una ubicación a otra, por lo que el software se transmitió dos veces desde la tierra, una por cada una de las ubicaciones preceptivas en la memoria del ordenador. (La copia de reserva para el ordenador principal se enviará en una próxima ocasión.) A diferencia del mes pasado, no fue necesario reiniciar el ordenador (con la consiguiente entrada en modo seguro) porque el software no estaba activo.

A medida que Dawn se va acercando a Vesta, también se aleja más y más del Sol. El 26 de Julio estaba exactamente a 2 UA del amo y señor del sistema solar (dos veces la distancia media entre el Sol y la Tierra). Durante el verano en el hemisferio norte, la Tierra se encuentra a la máxima distancia del Sol, por lo que no será hasta el 24 de Agosto cuando Dawn se encontrará exactamente al doble de distancia del Sol que la Tierra. Incluso entonces, de la misma manera que casi todos los días, mientras nuestro pequeño mundo sigue sin desviarse su repetitivo camino alrededor del Sol, la nave continuará elevando su órbita. La región del sistema solar que ocupa nuestro planeta, con sus habitantes y todos los acompañantes que su abrazo gravitatorio arrastra, es ahora un recuerdo distante para Dawn. El Sol, que brilla grande y luminoso sobre nuestras cabezas, aunque alcanza con sus rayos a todo el sistema solar, se hace más y más débil a medida que la nave continúa su viaje. Dawn es ya un residente de pleno derecho en el cinturón de asteroides y hasta ahora la única nave espacial en la zona. Lejos del Sol, lejos de la Tierra, la sonda transporta consigo el espíritu de exploración y de búsqueda del conocimiento que florece en su antiguo hogar a medida que se acerca el momento de obtener una novedosa visión de los labores del sistema solar.

Dawn está a 0.26 UA (39 millones de kilómetros o 24 millones de millas) de Vesta, su próxima parada. También está a 2.55 UA (381 millones de kilómetros o 237 millones de millas) de la Tierra, unas 940 veces la distancia hasta la luna y 2.51 veces la distancia al sol. La señales de radio, que viajan a la insuperable velocidad de la luz, tardan 43 minutos en hacer el recorrido de ida y vuelta.

- Vea el gráfico interactivo de GRaND (sólo en inglés)

- Vea el gráfico interactivo de VIR (sólo en inglés)

- ¿Dónde está Dawn ahora? (sólo en inglés)

Dr. Marc D. Rayman
10:30 pm PDT. 26 de Julio de 2010

- Todas las entradas